93° Consejo ejecutivo de la OIEC (Nairobi, Kenia)

El mes de abril se consagró en gran parte a la preparación del Consejo Ejecutivo de la OIEC, que se celebró en Nairobi del 26 al 29 de abril. Este consejo habia sido preparado por el KCCB, (Kenyan Conference of Catholics Bishops), y más concretamente por la comisión para la educación de la Conferencia, bajo la dirección de Augusta Muthigani, presidenta de la OIEC. La organización del Consejo fue notable, y la atención especial a cada uno permitió crear un verdadero clima de amistad y trabajo. El Consejo se celebró en Karen, Roussel House, donde viven las Hermanas Donum Dei. 17 de los 24 consejeros habían podido tomar parte en este Consejo. Estaban representadas todas las regiones del mundo. Tres invitados también estuvieron presentes: el hermano Juan Antonio Ojeda Ortiz, responsable del programa académico de la OIEC, Michel Bertet, responsable del programa de las representaciones internacionales y Jerry Cattaro, comisionado para el próximo Congreso de la OIEC.

Como siembre, la mayor parte de los trabajos del Consejo se realiza segun una logica estatutaria. Se trata, una vez al año, de hacer el balance de las actividades de la OIEC, de validar las cuentas y el presupuesto del año en curso, de reflexionar sobre las evoluciones posibles y de tomar algunas decisiones a la espera de la próxima Asamblea general. Este año, el Consejo ha conocido algúnos momentos claves:

– La presentación por el Hermano Juan Antonio del proyecto “Yo Puedo”;
– La presentación por Michel Bertet de las actividades de la OIEC en las organizaciones internacionales y especialmente en las Naciones Unidas;
– La preparación del próximo Congreso de la OIEC que se celebrará en Nueva York en el mes de junio de 2019.

El proyecto “Yo Puedo”, presentado por la OIEC, con el fuerte apoyo de la Congregacion para la educación católica representa perfectamente la contribución que la OIEC puede aportar al conjunto de las escuelas católicas y a las organizaciones nacionales que están a cargo, en colaboracion y en asociación con otras organizaciones comprometidas en el servicio educativo. En cuanto al trabajo realizado en las organizaciones internacionales, es fundamental. Debe permitir al mismo tiempo defender la libertad de la enseñanza, y también promover el derecho a la educación para todos. Nuestros representantes a menudo solicitan las organizaciones nacionales para dar información sobre la situación de la educación en su país. Esta información permite por ejemplo intervenir en el Comité de los Derechos humanos de Ginebra cuando eso resulta necesario.

En cuanto al Congreso de Nueva York, entra en su fase activa de preparación. A partir del mes de septiembre, se pondra en linea un sitio Web para presentar el Congreso y lanzar la campaña de inscripción. Este Congreso debe constituir una cita internacional de las escuelas católicas del mundo entero, que van a asumir compromisos en relacion con Laudato si y los ODD.