OIEC Representación Permanente en Nueva York (ONU): Expertos en un evento de la Santa Sede subrayaron que la buena crianza es esencial para la paz

El 1 de junio 2018, la Misión de Observación Permanente de la Santa Sede ante la ONU, junto con la Federación Universal de la paz, llevó a cabo una conferencia en la sede de las Naciones Unidas a Nueva York titulada, “el impacto de la buena crianza en los niños y la sociedad: Los numerosos beneficios de cultivar la integridad de los niños en el hogar.” La Conferencia se celebró para conmemorar el 1 de junio el Día Mundial de los padres, adoptado por las Naciones Unidas en 2012.
El arzobispo Bernardito Auza, Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, destacó que el papel de los padres en la creación de entornos de paz en el hogar es el pilar principal para construir comunidades de niños que crecen y se convierten en adultos buscadores de paz que moldearán el futuro del mundo. “La buena crianza es esencial para lograr la mayor esperanza que la comunidad internacional se esfuerza por lograr aquí en las Naciones Unidas”, dijo el arzobispo Auza. “Puesto que el futuro del mundo pasa a través de las familias hoy en día, los padres y futuros padres deben estar preparados, apoyados y animados para llevar a cabo su papel indispensable, individual y mutuamente como un dúo dinámico comprometido.”